jueves, 19 de febrero de 2009

El precio de la felicidad

Los bancos son esa clase de empresas que te niegan el paraguas cuando llueve y te lo ofrecen cuando hace sol. Hoy he salido del curro con la intencion de pedir una tarjeta de credito por un inminente viaje a USA. Por si acaso. Y la mujer ha consultado a mi oficina, sita en otro barrio, y le han dicho que "lo estudiarían". Y le he dicho: ¿perdona? me ofrecéis tarjetas sin pedirlas, y ahora que la necesito "¿la tenéis que estudiar?" me parece increible... en ese momento se ha sonrojado (creo que era nueva y aún no había venido el jefe a arrancarle el corazón al grito de Kali-maaaa), y medio se ha disculpado diciendo que no estan concediendo tarjetas con facilidad ahora, con la crisis. Ya. Pero ahí queda, la sensación de cabreo y frustración por hacerte sentir "insolvente" y encima necesitarles.

Refunfuñando he abandonado el banco y me he acercado a un puesto de churros cercano donde el churrero me ha obsequiado con la anecdota de que le llegaron dos rumanos y le pidieron ketchup para echar a dichos churros. Me los he papeado con un poco de azucar (casi me como el envoltorio, como Gurb), y me han sabido a gloria. Por un momento "se me ha desdibujado el mundo," como diría Mafalda.

-"Perdone, ¿Cual es el precio de la felicidad?"
-"1,50, caballero".
-"Fenomenal, ¿me pone una docena?
-"Sí, cómo no, y dos de regalo para el camino..."

Dile a Botín que la felicidad sólo cuesta eso. No te creerá en la vida.

6 comentarios:

Señorita Puri dijo...

Hay que dejar el Kalimaaaa y pasarse al Kalimoooo-txo. Pero vamos, como que ya.

Anónimo dijo...

jajaja, señorita Puri, seguro q usted no tiene problemas con el alcohol?jaajjaaja...ultimamente sus respuestas son todas juegos de palabras que aluden a "Birra"...a "calimocho"...jajaja jajaja!!!(es bromica) ;)
Mon, cuando las cosas se me tuercen...voy a la nevera a por "pocholate" jajaja...eso me proporciona una satisfacción pasajera q me permite volver a intentar lo que fuere...jajaja...triste no?...pero a mí me funciona...Ainsssss!!!!jopeles!!!!no me mireis así, coñe!!!!jajaja!!! es mejor gastarse el dinero del psicoterapeuta en dulces...más barato e igual de efectivo, jajaja...saludos a todos/as FanMonBlogeros

Anónimo dijo...

jajaja, señorita Puri, seguro q usted no tiene problemas con el alcohol?jaajjaaja...ultimamente sus respuestas son todas juegos de palabras que aluden a "Birra"...a "calimocho"...jajaja jajaja!!!(es bromica) ;)
Mon, cuando las cosas se me tuercen...voy a la nevera a por "pocholate" jajaja...eso me proporciona una satisfacción pasajera q me permite volver a intentar lo que fuere...jajaja...triste no?...pero a mí me funciona...Ainsssss!!!!jopeles!!!!no me mireis así, coñe!!!!jajaja!!! es mejor gastarse el dinero del psicoterapeuta en dulces...más barato e igual de efectivo, jajaja...saludos a todos/as FanMonBlogeros walkkiria

Mónica Muñoz dijo...

jeje, noto un cierto estilo en tu post a Sin Noticias de Gurb.
Cuánta razón tienes!

saroide dijo...

Qué bonito. Yo últimamente le doy al helado Hacendado, también a euro y pico la unidad de felicidad (si no recuerdo mal).
Lo malo es que dará felicidad, pero también algún gramillo en la cadera, ays. ¡UN BESAZO, MAJO!!!

Señorita Puri dijo...

(y añado: no paro de reirme cada vez que leo lo del kalimaa arrancando el corazón)