lunes, 31 de marzo de 2008

Estás nominado

Poner nombres es harto dificil. Da igual que sean personas o cosas, la gente parece no acertar con ellos. Excepto con los animales. A ellos, seres animados pero irracionales (excepto tal vez una mula que cuando mi madre era pequeña, era capaz de llevar ella sola a ésta y a mi tío hasta el cortijo de mis abuelos, kilómetros más allá), si que nos importa tres leches ponerles nombres ridículos. Total, no se van a enterar... por eso nos encanta llamar a nuestro caniche "Rambo", o a nuestro periquito "Atahualpa Yupanqui".

Unos genios poniendo nombres, y que no se complican jamás, son las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado. ¿Que hay una operación antidroga en galicia? Pues Operación Nécora. ¿Que roban agua? Pues Operación Hidrico. ¿Que desmantelan una red de dopaje en gimnasios? Pues Operación Triceps. Que bien podrían dejarse patrocinar por el "Total Gym" de Chuck Norris, y cada vez que digan el nombre en los telediarios, les paguen. Así nos ahorramos todos unos durillos.

Y es que nos complicamos en exceso. Mi padre tenía unos compañeros de profesión (es productor de cine), que en su día querían montar una empresa de gruas de cine. Le pusieron el nombre de JUJUSÁN (Julio, Juan y Santiago), pero mi padre acertadamente les sugirió llamarse CineGrua.

A continuación os pongo tres ejemplos de lo que NO se debe hacer en "Naming" (poner nombre a las cosas, para un anglosajón).

Sobreprometer.
Komando Scalextric:
Vamos a ver, no da miedo precisamente. ¿De pronto van a atacarte con un mando? ¿Van a dar vueltas hasta marearse? ¿Van a poner una bomba en uno de los coches de scalextric?



Inducir a error o sospecha.
Caribe Dorado:

Mal. No pongas este nombre a tu inmobiliaria, porque lo primero que uno piensa es: Caribe Dorado, ¿qué es, el sitio donde te vas a fugar con mi pasta? ¿O es que las casas que haces son tan prohibitivas que vives allí?



Confundir acerca de las "cualidades" del producto.
Mi favorito: Vale que haya un Mitshubisi Pajero. Un perfume llamado Eau dété. Incluso una tabla de planchar llamada "Router" (¿que con qué habré estado navegando por internet todo este tiempo?), pero señores de Ikea:
¡¡¡¡¡¡No se puede llamar a nada que sea comida, de esta forma!!!!!!!



Que encima, dice: "¿Cansado de cocinar?" Yo añadiría: ¡Pues cómete tu propio vómito! (que al menos, sale barato el kilo de pota).

En fin. Sólo espero y deseo que con la edad, la hija de Sara Montiel haya reflexionado, y se haya quitado ese horrible y cacofónico nombre puesto por su peor enemigo: Tais Tous.

Yo toy Con Toi. ¿Tais Tous Sentaus?

7 comentarios:

Miss Rosenthal dijo...

jajajajaj
Buenísimo post! Me ha recordado una cadena de zapatería que se llama aerosoles (www.aerosoles.com)
¿Zapatos para asmáticos?

Señorita Puri dijo...

Hablando de patatas: Me mondo con tu post jajajajajajaja

Mon dijo...

Qué majuelos que sois todos/as... a pesar de ser "desconocidos"... y qué agradecidos! es que si no comparto estas cosas que pienso casi a diario, mis "surrealismos", me da algo... menos mal que existe internet. Si no sería una olla a presión... jajaja.

un besazo!

leyrecita dijo...

una amiga mia llamó a su hamster Sebastiana Ambrosia... eso si es un nombre con fundamento...

Señorita Puri dijo...

Ya que dices de nominar, tiés un premio en mi blog, zagal! Besotes, Puri

Señorita Puri dijo...

...y si quieres, pones tus 5 blogs...

Loreto dijo...

Ramón, quiero compartir mi vida contigo... Eso sí, desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche (como mucho)... eres taaaaaaaan creativo mamón... De aquí a poquito te veo de DIRECTORcreativoGENERALcopyCUENTASyFINANCIERO, todito a la vez.

Me río de tantas tonterías que me gusta...(que frase tan estúpida)